¡No quiero mamá… no quiero!

— Mamá que no quiero,

que no,  no quiero, no quiero…

 

Y una lágrima se escurre de mis ojos

y detrás otra, que al final es aguacero

y torrencial, me desbordo

en llantos y desesperos.

 

— No quiero que tu sonrisa me deje de acariciar,

que tus manos que me cuidan me dejen ya de cuidar.

No quiero mamá no quiero,

no te quiero ver marchar,

no quiero que ese camino que va hacia la eternidad

lo comiences ahora mismo,

no quiero…

Y no… no quiero que te conviertas en un brillante lucero,

ni que tu alma se eleve iluminando el sendero.

No quiero redescubrirte en un sutil aleteo,

ni que seas esa estrella,

la que más brilla cuando me inunden los miedos.

No quiero que seas brisa,

ni lluvia,

ni sol,

ni anhelos…

que quiero tenerte siempre,

que siempre estés en mis sueños,

que mis sueños los dibujes

dibujando mil senderos,

y en cada sendero un beso,

un beso en cada te quiero,

y esa luz en la mirada que acalla todos mis miedos.

 

Y me vuelves a mirar.

Con esos ojos tan negros.

Con esa mirada tuya que me atraviesa un momento.

Y me coges en tus brazos,

y me besas con ternura,

con esa delicadeza que me cobija en mi vida.

Y me acaricias la cara,

y me susurras te quiero…

Y vuelvo a llorar de ansias

por atrapar el momento.

—  ¿Y qué será hoy de mí?

¿Y mañana?

¿Y quien me bendecirá si ahora el Señor te llama?

¿Qué haré en esos días, si la tristeza me alcanza?

¿Si la ansiosa incertidumbre me aprisiona?

¿Si las ansias de no encontrar la salida me acobardan?

¿Quién me cubrirá de besos… de esos que nunca se acaban,

que solo una madre guarda y rebosa y regala?

 

Vuelvo a llorar en silencio

porque quedo sin palabras.

Porque no sé qué decirte,

porque no quiero marcharme y me desarmas.

Y al mirar tu desespero,

y al mirarme en tus ansias

siento que no quiero irme

que no quiero ser el alma que siempre eches de menos,

que busques en tus mañanas,

que anheles cuando te pierdas

y necesites mi calma.

Pero sé que no hay mañana.

No existe más tiempo, amor.

Ya no me quedan las fuerzas,

mi cuerpo ya no es mi cuerpo,

y mi yo se eleva al cielo entre suspiros dormidos,

entre la calmada paz que viene de lo divino.

Te miro…

te miro y te susurro:

 

— Mi vida,

yo no voy a ser un hada,

no seré la luz del alba,

no seré atardeceres ni esa sutil fragancia.

Voy a esperarte mi amor en esa estación del cielo.

Esperaré que tú llegues ya ancianito con tus sueños…

Esperaré que me cuentes cada día tus momentos,

y te escucharé en silencio

pero estaré a tu lado

y estaré en tu corazón

y estaré viva mi vida mientras que tú me recuerdes,

y me envíes con tus risas un te quiero.

Yo voy a secar tus lágrimas,

yo seré ese pañuelo…

Yo seré las carcajadas y ese abrazo de un momento.

No voy a estar a tu lado,

no…

porque tú, me llevas dentro.

—  Te quiero mamá…

te quiero…

 

Y ya no existen palabras.

No existen en el momento

en que el alma se disipa desde tu cuerpo hasta el cielo.

Se eleva como un suspiro,

se evade con el anhelo

y solo queda ese instante,

solo queda esa esperanza que acaricia los recuerdos,

que abraza los corazones que se quedan

en silencio

Genista77

 

 

 

 

 

 

 

Categorías PoesíaEtiquetas , , , , , , , , , , , , ,

4 comentarios en “¡No quiero mamá… no quiero!

  1. La importancia de un abrazo y de expresar siempre un ‘Te quiero’

    Le gusta a 1 persona

    1. Como se suele decir, no dejes abrazos por dar, ni besos que entregar, ni te quiero que decir… gracias Nevel.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close